miércoles, 18 de julio de 2012

Es sonreír sin ningún motivo.

Por momentos me encantaría que esta puta distancia que nos separa desapareciera, que todos los kilómetros que hay entre nosotros ahora mismo se conviertan en besos, que cada metro que nos separe, sea una caricia, y que cada centímetro que no me permita abrazarte sea proporcional al tiempo que voy a estar contigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario